jueves, 27 de marzo de 2014

Pasta choux (lionesas, éclairs ó profiteroles)



 
Son tantos nombres que se les da a estos pequeños pecados que no sé por cuál decidirme. Aunque creo que me termino por quedar con el de lionesas.

Este postre tiene tantas posibilidades, para mí son espectaculares incluso sin relleno. Esa textura, ese olor, y sobre todo... ese sabor....

Si pasamos a hablar de rellenos puedo decir que hay mil entre los que podemos elegir: crema pastelera de vainilla (mi preferida), crema pastelera de chocolate, mermelada de fresa, nata montada, crema de nutella, y todos los que se nos ocurran...

¿Lo mejor de todo? ¿Os apetece algo salado y no sabéis qué elegir? Haced unas lionesas y rellenadlas con lo que tengáis por el frigorífico, queso y bacon, crema de marisco, paté, son tantas opciones las que se me vienen a la cabeza que estaría mil horas escribiéndolas...

Bueno, vamos al lío, que si no me pongo a hablar y hablar y no os cuento cómo se hacen...

Los ingredientes son fáciles de conseguir, y la elaboración es extra sencilla. ¿Queréis saber cuáles son y cómo hacerlas?

-Ingredientes: para unas 50 unidades

250 ml de agua
1 pizca de sal
1 cucharadita de azúcar (preferiblemente blanca, aunque también podemos usar azúcar moreno)
100 gr de mantequilla sin sal
150 gr de harina de trigo
4 huevos L ó 5 huevos M

Para la crema pastelera (receta de mi compi de 1 Reto, 52 semanas):

500 ml de leche
125 gr de azúcar
1 vaina de vainilla
4 yemas L ó 5 yemas M
40 gr de maicena ó harina tamizada (aunque preferiblemente maicena)



-Elaboración:

Comenzaremos poniendo el agua y la mantequilla a hervir en una cacerola. Añadiremos la pizca de sal y el azúcar y remover hasta que ambos ingredientes se disuelvan. 
 
Cuando la mezcla rompa a hervir, añadir toda la harina previamente tamizada de golpe y remover rápidamente. 

Bajar el fuego al mínimo y seguir removiendo hasta que la mezcla se vuelva totalmente seca y se despegue de las paredes de la cacerola. Será cuestión de un par de minutos como mucho.
Cuando esté totalmente seca, pasar la masa a un bol grande e ir incorporando los huevos uno a uno. Es muy importante saber que hasta que el primero no esté totalmente integrado no habrá que añadir el siguiente. Yo uso un truquillo para incorporar más fácilmente el huevo que es batirlo un poco antes de echarlo al bol.

Nota: no os asustéis cuando echéis el primer huevo y la masa parezca que se corte, es normal, seguid removiendo y veréis como se termina convirtiendo en una masa muy fina.

Deberá quedar una masa con una textura parecida a la de la crema pastelera.

En este punto tenemos que encender nuestro horno, y precalentar a unos 190º. 

Mientras tanto, poner la masa de nuestras lionesas en la manga pastelera. Yo uso una boquilla de estrella ancha, pero también podréis usar una redonda. ¿No tenéis manga pastelera? No os preocupéis, podéis usar una cucharilla normal de postre.

Sobre la bandeja, y siempre con papel vegetal, iremos haciendo nuestras lionesas de la forma deseada. En forma de flor, en forma rectangular ó circular, cada uno puede elegir la preferida.No los hagáis muy grandes porque subirán mucho.
Meter en el horno, bajar la temperatura a 170º y esperar durante unos 20 minutos. Empezarán a subir de golpe en el minuto 10 aproximadamente. Cuando estén doraditas, entreabrir la puerta del horno y sin sacar la bandeja, esperaremos que enfríen totalmente. Así no tendremos problemas en que nuestra pasta choux baje.

Yo en este caso elegí hacerlo de crema pastelera, pero como dije al principio de la entrada, podréis hacerlo de lo que prefiráis.



Para hacer la crema pastelera seguiremos estos pasos:

Ponemos la leche a hervir en un cazo con la vaina abierta, le habremos sacado los deliciosos y aromáticos granitos con un cuchillo bien afilado.

Aparte, en un bol, mezclamos las yemas, el azúcar y la maicena, bien batido.

Cuando la leche del cazo esté hirviendo, quitamos la vaina y vertemos aproximadamente la mitad en la mezcla de las yemas y lo removemos bien todo.

El resto de la leche la dejaremos a fuego mínimo, y acto seguido volcamos sobre la mezcla anterior.

Con una cuchara de madera removeremos hasta conseguir nuestra maravillosa crema pastelera. 

Luego, la pasaremos a otro bol y cubrimos con film transparente tocando la crema para que no cuaje y no haga costra.

Nota; para hacer la versión de crema pastelera de chocolate haremos lo siguiente: cuando tenemos lista la crema la vertemos sobre 150gr de chocolate troceado, tapamos un minuto y luego removemos bien para que se deshaga e incorpore todo el chocolate. Podemos elegir chocolate con leche ó chocolate amargo.

También podría hacerse otra forma menos dulce, en la que sustituiríamos el azúcar por cacao en polvo (con ó sin azúcar a gusto del consumidor).

Cuando estén frías, abrir con mucho cuidado la lionesa con una tijera ó un cuchillo y rellenar con la crema pastelera.

Para cubrir la lionesa podréis usar azúcar glass, ó chocolate derretido.



Entonces, ¿qué? ¿os he convencido de lo fácil que son hacerlas? Animaros, y ya veréis como os sorprenderéis... 

Antes de terminar la entrada agradecer a una de mis compis de Reto por la receta de la crema pastelera. Si queréis ver su blog, aquí os lo paso, es genial, os encantará..  ¡¡Gracias Montse!!

1 comentario:

  1. jejeje!! muchas gracias guapa!!! por hacer la receta que para eso las compartimos, yo a sus pies, pa' lo que haga falta!!!! UN besote grande!!

    ResponderEliminar